Al levantarte cada mañana 

agradece la VIDA

2. AGRADECE Y DESPIERTA

Al levantarte cada mañana agradece la VIDA, tus ojos que pueden ver aquello que Dios ha creado, tus manos que pueden tocarlo, tus pies que pueden recorrerlo y tu corazón que puede sentirlo.

Cuando hayas agradecido, mírate al espejo y observa lo maravillosa que eres, tu mente podrá decir lo contrario, pero la realidad no es la que tu mente con todos sus programas pueda realmente identificar.

¡Sí! porque estamos condicionados por miles de programas que nos dicen cómo actuar, cómo pensar y cómo sentir. Las emociones no son más que el resultado de ese sistema configurado estructuralmente a través del tiempo. Un complejo sistema de creencias que limitan nuestra observación de la realidad y nuestra respuesta con la suficiente claridad mental como para crear aquello que vinimos a crear…

No sólo vinimos a experimentar todo lo configurado por esa red, sino a desmantelarla y comenzar a construir desde lo que realmente somos en esencia, gotitas de Dios.

Cuando tocas tu parte divina descubres que no hay separación, ni con el cielo, ni con la tierra, que las estrellas danzan en tu interior y tu corazón late con las raíces más profundas…

Cuando son nuestros esquemas de creencias pasados, los que siembran nuestro futuro, podremos predecir fácilmente aquello que nos acontecerá, puesto que nada está escrito más que aquello que perpetúas en la información que alimenta cada una de tus células.

Esa información posiblemente fuera útil para otras personas, o en otro tiempo,  pero puede que no para ti, en este instante presente.

Soltar la mochila que conforma nuestro pasado engarzado a nuestras creencias, no es tarea fácil, no es algo que se pueda realizar desde la comodidad, y no es algo que se haga real de un día para otro… Pero es nuestra responsabilidad con nosotros mismos y con la vida que nos rodea aportar ese esfuerzo, intentarlo, más allá de nuestra zona de confort o más allá de nuestros miedos.

Todo se mueve entre aquellas paredes creadas por nosotros mismos, ese mundo controlado y regido por un control ilusorio que no permite atravesar sus murallas y recorrer nuevas realidades y océanos…

Hasta que de pronto un día te paras a pensar… ¿qué pasaría si con mi dedo toco ese muro e intento atravesarlo? ¿qué pasaría si me decido a soñar, aunque todavía esté dormida? ¿qué pasaría si con mi mano soy capaz de atravesar el muro y notar la calidez y viveza de lo que se encuentra afuera? ¿qué pasaría si un día  me diera cuenta de que ese muro no es real? ¿Quizás lo podría atravesar…?

Y entonces al despertar volvería a dar gracias a Dios por la VIDA, por mis ojos que pueden ver aquello que Dios ha creado, por mis manos que pueden tocarlo, por mis pies que pueden recorrerlo y por mi corazón que puede sentirlo.

Y  mirarme al espejo y observando lo maravillosa que soy, aunque mi mente diga lo contrario, pero la realidad no es lo que mi mente con todos sus programas pueda realmente identificar…

¡LA REALIDAD ES AQUELLO, QUE TRASPASADOS LOS MUROS, ME VOY A ENCONTRAR!

¿ME ACOMPAÑAS?

Contactanos si deseas que vayamos a tu colegio, AMPA, Asociación o Librería.

correo:

maestrascreadorasdesuenos2019@gmail.com

Teléfonos:

655482503 / 687658832